Miss-Kopy-5-alternativas-ventanas-emergentes

Cinco alternativas a las ventanas emergentes

Yyyyyyy en primera posición para ganar el no tan deseado título de «La herramienta de marketing digital más odiada» tenemos…

¡LAS VENTANAS EMERGENTES!

Un momento, ¿qué son las ventanas emergentes?

Las ventanas emergentes son los opt-in o anuncios que, bueno, emergen en tu pantalla cuando entras en una página web. Normalmente se utilizan para obtener tu dirección de correo electrónico o para enviarte contenido nuevo.

Los profesionales del marketing y las empresas que venden software de ventanas emergentes tienden a hablar únicamente de las cifras de conversión positiva que puedes conseguir con ellas.

Entonces, las ventanas emergentes tampoco están tan mal, ¿no?

Bueno, depende de a quién se lo preguntes.

Si se lo preguntas a Google… Bueno, digamos que no son muy fans de las ventanas emergentes.

De hecho, ahora Google penaliza las páginas que utilizan ventanas emergentes que impiden que los usuarios accedan al contenido.

Si le preguntas a la gente de a pie… Bueno, la verdad es que nosotros tampoco somos muy fans que digamos.

Según un estudio de Jakob Nielsen, el 95% de los usuarios web afirman que las ventanas emergentes tienen un impacto negativo o muy negativo en su experiencia online.

Recientemente se hizo una encuesta en Instagram en la que se preguntaba a los seguidores de la autora su opinión sobre las ventanas emergentes. El 70% dijo que la idea de una ventana emergente «me da mucha pereza». Mientras que al otro 30% les parecían bien.

En resumidas cuentas, puede que siete de cada 10 visitantes de tu web se queden con una mala impresión de tu negocio por culpa de «sufrir» una ventana emergente.

Entonces, ¿qué puedes hacer tú como emprendedora de éxito si tienes un opt-in o una oferta para tus visitantes pero no quieres utilizar las ventanas emergentes?

No te preocupes, aquí está tu salvadora, sigue leyendo y te contaré qué cinco alternativas tienes para promocionar tu opt-in u oferta sin utilizar ventanas emergentes.

Cinco alternativas a las ventanas emergentes

1. Utiliza una página "inicial".

Se trata de una página de aterrizaje (o landing) en la que promocionas tu opt-in u oferta. Puedes configurarla para que, cuando alguien visite tu sitio, se les redirija primero a esta página. Como es una página completa normal, Google no te penalizará por ella. Y los estudios indican que es mucho menos molesta que una ventana emergente.

2. Prueba los anuncios laterales.

Si tienes barra lateral en el sitio web (o incluso en la página del blog), puedes utilizarla para promocionar tu opt-in. Así seguirás captando la atención de tu público… sin causarles ninguna molestia.

3. Comparte un enlace o un anuncio en la sección inferior de la página.

La sección inferior de tu sitio es un lugar perfecto para insertar una promoción para tu opt-in porque no interfiere con la experiencia del usuario Y le da a tu audiencia una acción que hacer cuando lleguen al final de la página. ¡Bingo!

4. Promociona el opt-in al final de las entradas del blog.

Este truco es súper sencillo de aplicar, pero puede tener muchísimo impacto en tus conversiones. ¿Por qué? Pues porque tu audiencia ya está conectada con tu contenido e interesada en lo que tienes que decir. Y lo sabes porque están leyendo lo que has escrito. ¡Ahora puedes darles algo que hacer para asegurarte de seguir presente en sus pensamientos!

5. Utiliza ventanas emergentes de salida.

Y si no puedes vivir sin las ventanas emergentes, entonces te recomiendo que utilices las ventanas emergentes de salida o despedida. Son ventanas emergentes inteligentes que siguen los movimientos de tu ratón y detectan cuándo se dirigen al botón de salida y muestran rápidamente el mensajes «un momento, antes de que te vayas, ¿has visto qué oferta tan molona tengo?». Es como la última oportunidad para convencerlos antes de que se marchen (quizás incluso para no volver jamás de los jamases).

Y voilà; cinco alternativas a las ventanas emergentes que harán que tu público piense «madre mía, cómo mola».