Imagen título post 5 pasos para escribir una secuencia de e-mails de venta para tu curso online

Tienes una idea para tu curso y te ENCANTA todo lo relacionado con su creación.

Pero aborreces de sobremanera toda la parte de marketing.

Tienes una lista de todos los textos que tienes que escribir:

  • Opt-in
  • Página de aterrizaje
  • Secuencia de e-mails de venta
  • Página de venta

¡Ay madre! Sé perfectamente que un lanzamiento puede ser abrumador, por eso vengo hoy a ayudarte un poco con tu secuencia de e-mails de venta para que puedas completar tu lanzamiento con un poco más de tranquilidad. ¿Lista? ¡Empezamos!

¿Qué es una secuencia de e-mails de venta?

Una secuencia de e-mails de venta no es lo mismo que un solitario e-mail de venta.

Una secuencia de e-mails de venta es una serie de e-mails que el suscriptor recibe en orden uno tras otro. Puede que pasen uno o dos días entre cada uno de ellos, pero siempre hay un e-mail inicial y un e-mail final con los que empieza y termina la secuencia de e-mails de venta respectivamente.

Una secuencia de e-mails de venta eficaz acompaña al lector a lo largo de un viaje y le ayuda a entender por qué tu curso es EL siguiente paso que debe dar para llegar al punto en el que quiere estar o conseguir el objetivo que se ha marcado.

El e-mail de ventas es como la clásica carta de venta que seguramente te habrás encontrado más de una vez en tu buzón (sí, el de las cartas de toda la vida, esos siguen usándose, amiga mía). Es un e-mail único que mandas a tus suscriptores para hablarles de una de tus ofertas. Si la oferta está disponible todo el año, puedes enviar varios mails a lo largo de un mes para recordarles a tus suscriptores que sigue estando disponible.

Muy bien, entendido, pero, ¿cuándo hay que enviar una secuencia de e-mails de venta y no un único mail?

¿Cuándo debería enviar una secuencia de e-mails de venta?

Normalmente una secuencia de e-mails de venta va precedida de un activador. Por ejemplo, cuando alguien descarga un opt-in gratuito o asiste a una clase en directo donde presentas tu curso. A continuación, estas personas empiezan a recibir la secuencia de e-mails de venta.

Una secuencia de e-mails de venta es perfecta para:

  • Un lanzamiento en directo. Durante un lanzamiento en directo, hay fecha de apertura y cierre del carrito. El curso no está disponible todo el año. Como hay una fecha de inicio y otra de final del evento, una secuencia de e-mails de venta programada te ayudará a asegurarte de que tus suscriptores reciban la información sobre el curso durante el periodo de lanzamiento.
  • Un lanzamiento evergreen. Cuando tu curso es evergreen, está abierto en todo momento. Un activador para un curso en evergreen podría ser un webinar, como en el caso de un lanzamiento en directo. A continuación, el suscriptor recibirá una serie de e-mails automatizados sobre el curso. Aunque tu curso esté disponible todo el año, podrías ofrecer bonus específicos que solo estén disponibles cuando reciben la secuencia de e-mails de venta.

Los e-mails de venta individuales puedes enviarlos en cualquier momento. Funcionan mejor para ofertas o programas que están abiertos todo el año.

Por ejemplo, supongamos que ofreces servicios 1:1 además de cursos. Podrías enviar un mail a tus suscriptores explicándoles que tienes X número de plazas disponibles para el servicio 1:1 para el mes siguiente.

Las secuencias de e-mails y los e-mails individuales tienen funciones y momentos diferentes. Como has llegado hasta mi página porque estás pensando en lanzar un curso, ¡la mejor opción para ti es la secuencia de e-mails de venta!

Veamos ahora con más detalle cuántos e-mails deberías enviar.

¿Cuántos e-mals debería incluir en mi secuencia de e-mails de venta?

Esta es una de las preguntas que más se repiten mis clientes. Y puede que no te guste mi respuesta: depende.

¿De qué depende? No, no de según cómo se mire; sino que depende de varios factores:

  • De tu público: ¿Cómo responden a tus e-mails? ¿Tienes unas buenas tasas de apertura? ¿A tus suscriptores les entusiasman tus ofertas y se apuntan a cualquier sarao que montas para poder seguir aprendiendo contigo?
  • Tu oferta: ¿Qué incluye exactamente la oferta de tu curso? ¿Ofreces asesorías y acompañamiento personalizado e individualizado? ¿Cuál es el precio?
  • Tus tiempos: ¿Durante cuánto tiempo estará abierto el carrito?

Si tienes un público que suele interactuar mucho contigo y con tus ofertas o un curso que incluye un servicio personalizado e individualizado contigo y tiene un precio elevado, mi consejo es que envíes más e-mails.

  • Para un lanzamiento en directo, suele funcionar enviar uno o dos e-mails al día.
  • Desde el segundo día de lanzamiento hasta el penúltimo se recomienda enviar dos o tres e-mails en total.
  • El último día del lanzamiento del curso, los expertos aconsejan enviar entre dos y cuatro e-mails.

El número concreto de e-mails que debes enviar durante un lanzamiento en directo también depende del tiempo que esté abierto el carrito. Cuanto más dure el lanzamiento en directo (más de una semana), menos e-mails tendrás que enviar al principio (en este caso yo recomiendo uno al día).

Si tu curso es evergreen y los suscriptores pasan por una secuencia de e-mail parecida, yo también enviaría un e-mail al día. El último día de «lanzamiento» (básicamente el último día de la secuencia), envía tres o cuatro e-mails.

Puede que estés pensando que todo esto está muy bien, pero que no tienes ni idea de por dónde empezar ni cómo escribir tanto mail.

¿Me equivoco?

¿Cuáles son los pasos para escribir una secuencia de e-mails de venta?

Muy bien, has decidido escribir tú misma la secuencia de e-mails de venta para tu curso. A continuación, te explicaré paso a paso el proceso que sigo yo para escribir estos e-mails para mis clientes.

Pero, primero, sé que ver todos los mails que tienes que escribir da un poco de «canguele»… Cuando escribo para mis clientes, a mí me ayuda recordar que cuando estoy escribiendo una secuencia de e-mails de venta, estoy acompañando a los suscriptores en un viaje. Y que cada e-mail tiene que estar escrito para UNA persona y para un ÚNICO objetivo con una ÚNICA llamada a la acción.

La llamada a la acción puede ser para que visiten tu página o para que te pidan una llamada gratuita de valoración. Bien, eso ya lo tenemos. La persona a la que escribes es la persona ideal para tu curso: ¡esto también lo tienes claro! Bueno, pues lo único que te queda por hacer es definir el objeto de cada mail. Veamos cómo puedes hacerlo.

1. Desglosa la oferta de tu curso.

Apúntalo absolutamente todo.

  • ¿Con quién encajaría mejor tu curso?
  • ¿Quién no debería apuntarse a tu curso?
  • Los módulos del curso y los aprendizajes que habrán acumulado cuando los completen (si ya tienes la página de venta redactada, puedes copiarlo directamente desde allí).
  • Los bonus que ofreces.
  • La garantía.

¿Recuerdas que te dije que cada mail tiene un objetivo? Cada uno de estos puntos te servirá como objetivo para esos mails. Te explicaré cómo en el paso 5.

2. Ten a mano entre dos y cuatro testimonios de clientes o alumnos anteriores.

Si no es la primera vez que ofreces el curso, busca entre dos y cuatro testimonios que demuestren el éxito de tus alumnos. Los testimonios que permiten imaginarse un resultado son los mejores. Quieres que el lector vea exactamente dónde estaba tu cliente antes de tu curso y cómo le ayudó a llegar a su objetivo.

¿Pero qué pasa si es la primera vez que lanzas el curso?

Pues nada.

Siempre que no haya impedimentos legales, puedes añadir testimonios de clientes a los que hayas ayudado de forma individualizada o en un programa grupal.

Y si hay implicaciones legales y no puedes usar esos testimonios, puedes añadir casos de éxito sin nombrar en ningún momento quién era tu cliente.

3. Apunta las preguntas que tus clientes o alumnos anteriores te hayan ido haciendo.

Si no es la primera vez que haces el lanzamiento, seguramente tendrás un listado de preguntas interesantes de personas que habían mostrado interés por tu curso. También puede ser una lista de objeciones: la más habitual cuando se trata de un curso es que no tienen tiempo libre para completarlo o que la inversión es demasiado elevada.

Seguramente ya habrás hablado de todo esto en la sección de preguntas frecuentes de tu página de venta, pero, ¿sabías que también puedes responden a una o dos de estas objeciones en la secuencia de e-mails de venta?

Cuando tengas anotadas las preguntas, habrá llegado el momento de definir el números de mails de tu secuencia.

4. Determina el número de mails que incluirás en tu secuencia de e-mails de venta.

Busca ese calendario donde tengas apuntados tus lanzamiento y apunta la fecha de inicio y cierre del carrito. Puede que también quieras incluir unos cuantos bonus, como uno para los primeros días de venta para que el ritmo no pare durante el lanzamiento.

Ahora revisa los consejos que te he dado antes en este artículo para determinar cuántos e-mails vas a enviar. Como mínimo, tendrás que enviar un mail diario y aumentar el número los dos últimos días de carrito abierto.

¿Ya tienes el número mágico? ¡Pues toca ponerse a escribir!

5. Escribe los e-mails.

¡Toma! ¡Has llegado al último paso! Como ves, la preparación es clave para que todo salga bien. Ya tienes todas las piezas para escribir tu secuencia de e-mails de venta.

Voy a contarte qué incluyo yo en mis mensajes:

  • Primer e-mail: Imagínate a tu amiga saltando como loca y lanzando confeti en tu fiesta de cumpleaños sorpresa; ¡pues quiero que transmitas la misma energía y emoción en este e-mail! Emociona a tu lista de suscriptores porque llevas mucho tiempo creando tu curso y POR FIN  ha llegado el momento de desvelar qué estabas preparando.
  • E-mails de la secuencia de e-mails: Tu secuencia de e-mails es como un viaje. Sí, ya sé que eso lo he dicho ya varias veces, pero es que es así. Tienes que pensar en tu secuencia de e-mails como en un viaje alucinante que vas a realizar con tus suscriptores. Algunos suscriptores estarán SUMAMENTE emocionados y aceptarán tu oferta sin pensárselo; pero otros necesitarán un poco más de motivos para apuntarse al viaje. Te dejo algunas ideas de mails para esta secuencia:
    • Un e-mail sobre todos los bonus que ofreces y por qué son útiles para los alumnos de tu curso.
    • Un e-mail en el que les cuentes la historia de la persona que cuenta su testimonio.
    • Un e-mail sobre UNA (sí, solo una) objeción que alguien podría tener antes de apuntarse a tu curso. Incluso podrías darle un toque de storytelling y hablar de un alumno que tenía dudas, decidió apuntarse a tu curso y cómo le ayudó haberlo hecho.
    • Un e-mail en el que expliques por qué creaste el curso.
    • Un e-mail en el que expliques para quién es el curso y para quién no.
    • Un e-mail en el que cuentes una historia personal relacionada con el curso.
  • E-mails del último día: El último día del lanzamiento te tocará avisar a la gente de que el carrito está a punto de cerrarse y que es el último día para apuntarse al curso. Puedes escribir un mail sobre:
    • Un bonus exclusivo que recibirán antes del cierre del carrito.
    • Un último recordatorio de que el carrito va a cerrarse en menos de una hora.

¿Lista para lanzar tu curso?

¿Cómo ves el tema; preparada para lanzar tu curso?

Espero que este artículo te haya ayudado a aclararte un poco más en todo lo que implica una secuencia de e-mails de venta para un lanzamiento.

¡Espero que tu curso sea un exitazo!

Y recuerda que si necesitas ayuda, siempre puedes contactar conmigo para ver si podemos trabajar juntas.